La Ausencia. Covadonga

“Que tenemos que hablar de muchas cosas, compañera del alma… compañera”

Coca1bn

Covadonga

Su presencia no era permanente, pero sabía que ahí estaba, hablaba con ella, nos escribíamos, nos pensábamos, nos confortábamos, nos queríamos. Se ha ido para siempre, los lugares comunes acuden para tratar de llenar la ausencia: estaba muy enferma, sufría.

Silla1

El dolor persiste, el recuerdo ayuda, pero no alcanza a confortar del todo. Luchadora, deportista, contestataria, trabajadora, as del volante, madre, hija, hermana, amiga.

Volver a su espacio, recrear con imagenes sus lugares, hacer un homenaje a quien fue un regalo de la vida, mi amiga, mi compañera, mi confidente.

 

 

Anuncios

Día de Muertos en Pomuch, Campeche

Estaré cerca de ti por siempre.

Pomuch, en el municipio de Hecelchakán, en Campeche, México, es un lugar mágico y único por la forma de celebrar y honrar a sus muertos.Tres años después de que muere algún familiar, los deudos hacen trámites ante las autoridades de la villa para exhumarlos. Previo a eso, construyen receptáculos de concreto, verticales con diversos niveles, la mayoría sin puertas, que serán en adelante los osarios de varios difuntos. Encargan a los carpinteros locales hermosas cajas para ser las depositarias de los amados huesos.

Cada año, con anticipación al 2 de noviembre, las personas de la familia se preparan. Las mujeres realizan preciosos bordados sobre telas blancas con pájaros, flores y palomas, así como el nombre del difunto y que representan su ropa. Se utilizan para realizar el cambio de paños de las cajitas debiendo ser nuevas cada año para estar seguros de que regresarán. Pintan los osarios con brillantes colores, cambian las flores y encienden las veladoras; con gran amor y respeto limpian los huesos empezando por las extremidades inferiores y terminando con el cráneo que se coloca hasta arriba. Mientras se efectúa el extraño ritual, los niños observan y reciben lecciones, además de que escuchan narraciones de cuando el difunto vivía. En cada tumba la familia realiza oraciones y cantos en lengua maya que acompañan a los recuerdos.

Es emocionante contemplar este amoroso ritual, hablar con la gente, escuchar que desde que tienen memoria se les ha heredado esta costumbre maya que los mantiene cerca de sus queridos muertos por muchos años más.